Make your own free website on Tripod.com

Testimonios sobre la Guerra de Malvinas

Testimonio del Veterano Eduardo Gutiérrez

Batallón de Infantería de Marina Nº 1 (BIM1), Compañía Alfa - Base Naval Puerto Belgrano

"... Me encontraba cumpliendo el Servicio Militar Obligatorio, en esa época estábamos preparándonos para una gran maniobra militar. Teníamos instrucción de combate todos los días y nos tenían "zumbando". Al principio nadie sabía nada de que recuperaríamos las Malvinas, pero a medida que se acercaba el mes de abril la cosa estaba confirmada.

En aquellos días existía la posibilidad de que participáramos de un enfrentamiento armado y nos llevaran a las islas, porque el BIM2 era un batallón de primera línea para un desembarco, y del BIM1 llevaron casi toda la compañía ALFA.

Yo sentía miedo porque nunca había estado en algo así, recuerdo que sentía un poco de tensión, y no por lo que imponían los superiores, sino por el clima que se vivía. A Malvinas nos embarcaron en un buque, que no recuerdo su nombre, estuvimos 5 días en altamar hasta que llegó la orden de "...prepararse para el desembarco..."

El desembarco se produjo entre las 04.00 hs. y las 06.00 hs. de la mañana del 2 de abril, no sabría en estos momentos precisamente cual fue el número de hombres que desembarcamos, debían ser más de 200, y estábamos al mando del Teniente de Navío Dulton. El lugar exacto de nuestro desembarco no lo puedo precisar, pero fue cerca de la Casa del Gobernador de las Islas. En el lugar que nosotros desembarcamos no tuvimos ni encontramos resistencia, entonces se nos ordenó avanzar.

En otro sector cercano ya habían entrado en combate, se escuchaban las descargas de ametralladoras, fuego de morteros, despliegue de helicópteros, vehículos blindados, entre todo eso entramos a la ciudad. Las primeras bajas fueron el Capitán Giachino, un cabo y un soldado que no recuerdo sus nombres. El Capitán Giachino era el Comandante del BIM1 y también las otras bajas, cuando nos llegó esa información nos dimos cuenta que tuvimos demasiada suerte en que no nos pasara nada. Eso fue para mí algo que nunca voy a olvidar. Recibimos la noticia de la rendición cerca del mediodía, con gran entusiasmo, me acuerdo que estaba con mi jefe directo, el Cabo Segundo Domínguez y el Infante de Marina Cifuentes de la provincia de San Juan, realmente fue un gran momento. Los ingleses tomados prisioneros parecían que eran profesionales, algunos lucían pelo largo, barbudos, y los armamentos que se les secuestraron eran totalmente distintos a los nuestros. Todos ellos fueron trasladados por la Compañía ALFA, primero se los llevó a Bahía Blanca y luego trasladados a Uruguay. Yo estuve en las islas durante 3 días, hacíamos guardia en el aeropuerto de la isla y dormíamos en un depósito grande en la ciudad. Luego regresamos a Bahía Blanca, estuvimos 2 semanas y nos desplazaron a Río Gallegos a un lugar cercano a la frontera con Chile hasta que terminó el conflicto con los ingleses.

Malvinas es algo que nunca voy a olvidar, me hubiera gustado que las islas quedaran para los argentinos, pues fue mucho el esfuerzo que hicieron los que la defendieron y dejaron la vida por ellas. En la actualidad estoy casado y tengo cuatro hermosos hijos. Me lamento al decirlo, pero nunca conseguí un trabajo, vivo de changas y la pensión que cobramos, con eso mantengo a mi familia. Con respecto a si me queda alguna secuela a consecuencia del conflicto, creo que tengo algunas, pues estuvimos expuestos a temperaturas bajo cero y siempre queda alguna secuela del frío..."