Make your own free website on Tripod.com

CAUSA DE LA DERROTA

a. Consideraciones generales

Luego de haber realizado un resumen sobre los hitos más importantes del conflicto en el ATLÁNTICO Sur, desarrollaremos lo que nuestro entender constituyen las principales causas de la derrota militar de la República ARGENTINA en el año 1982.

Se hace necesario realizar un análisis fenomenológico de la guerra, para poder fijar con objetividad aquellos hechos que indujeron al fracaso de las operaciones militares, puesto que si nos apartamos del marco de las operaciones no encontremos con situaciones que por su sola existencia marcaban la imposibilidad de una victoria bélica por parte de nuestro país en su lucha por las irredentas islas. Para especificar lo anteriormente descripto enunciaremos algunos de ellos que por propio peso específico muestran claramente lo afirmado UTSUPRA.

1) Constituir GRAN BRETAÑA una potencia que dispone de armas nucleares.

2) Poseer dotaciones de municiones químicas en las Fuerzas Armadas inglesas.

Conformar GRAN BRETAÑA, como integrante de la OTAN, el primer y principal aliado de los EE.UU. contra las naciones del bloqueo oriental, con los apoyos que esta presupone.

4) Ser GRAN BRETAÑA un miembro permanente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas con el consecuente poder de veto ante todas las decisiones del organismo internacional.

5) Disponibilidad por parte de GRAN BRETAÑA de información satelitaria con una resolución de 10 m en todo tiempo.

A estas enunciaciones que con su sola existencia muestran la imposibilidad de encontrar condiciones favorables para una éxito armado, debemos agregarles aquellos que como los siguientes, muestran la inconveniencia de la oportunidad elegida.

1) La presencia en LONDRES de un Gobierno Conservador que se caracteriza por instrumentos políticos en el ámbito de las relaciones internacionales renuentes a la descolonización.

2) El desprestigio de la República ARGENTINA frente a los principales foros intencionales por no contar con un estado derecho y un Gobierno defacto.

No queremos dejar de enunciar que si bien la Campaña del ATLÁNTICO Sur puede ser tomada como una batalla perdida, podemos afirmar que la claudicación no fue sufrida por las Fuerzas Armadas con carácter exclusivo, por el contrarío la Nación ARGENTINA fue la derrotada, puesto que el 14 de junio, fecha que materializa el infortunio, el pueblo todo había perdido la voluntad de lucha y clamaba por la paz.

Como corolarios de estas ideas que consideramos vitales para poder aislar el hecho histórico comprendido entre el 2 de abril y el 14 de junio de 1982, desarrollaremos lo que a nuestro entender constituyen las causas más importantes que delinearon el fracaso, las mismas han sido divididas en los distintos niveles de la conducción con la finalidad de facilitar su comprensión.

b. Estrategia Nacional o General

1) Elaborar supuestos sin los fundamentos necesarios para sostenerlos y que por su rigidez anquilosaban los planeamientos, los mismos pueden sintetizarse en:

a) Los EE.UU. mantendrán una neutralidad complaciente.

b) INGLATERRA aceptará el hecho consumado, evitando la guerra y flexibilizando sus negociaciones.

2) Mostrarse ante el mundo como país agresor, lo que incidiría en la emisión de resoluciones desfavorables en especial en el seno de la ONU.

3) Reducir exageradamente al espacio diplomático para el tratamiento del conflicto.

4) Pacifismo existente en la zona del interior producto de la inexistencia de una adecuada estrategia psicosocial.

5) Determinar una oportunidad sin relacionarla con el estado de instrucción de las tropas.

6) Manifestar incapacidad en el control de la escalada de crisis.

7) Ineptitud para lograr el consenso, obteniendo así un aislamiento internacional y la desventajosa polarización del conflicto.

8) Emitir directivas equivocas al Gobierno Militar de las Islas para su desempeño inicial.

9) Efectuar una desafortunada evaluación sobre la conducta y sentimiento de los "Kelpers".

10) Incapacidad manifiesta para obtener el apoyo material de los países signatarios del TIAR logrando solamente resoluciones declamatorias.

11) Generar dudas ante la opinión pública nacional sobre las verdaderas intenciones de la recuperación.

12) Eludir la concreción de mayores presiones sobre el Gobierno de LONDRES, como la expropiación de capitales y bienes de connacionales en nuestro país.

13) Haber mantenido el segundo frente sobre CHILE con las correspondientes exigencias operacionales.

c. Estrategia militar

1) Mostrar incapacidad para lograr el dominio marítimo, situación vital para el éxito de las acciones terrestres.

2) Carencia de un plan para la defensa de las islas lo que se concretó en:

a) Tardía designación del Cte TO.

b) Inconveniente e insuficiente asignación de medios.

c) Concentración desordenada de las fuerzas.

3) Emplear los medios militares con restricciones incompatibles con el escaso poderío propio.

4) Gran celeridad enemiga para lograr el dominio del mar con sus submarinos nucleares.

5) Incapacidad del Ministerio de Defensa para lograr una acción coordinada de las fuerzas.

6) Excesiva dependencia de la provisión de armamento vital para potencia no confiables. En particular los misiles EXOCET MM y AM.

d. Estrategia operacional

1) Carencia de un plan de campaña que integrara la maniobra defensiva, apreciable tanto en la batalla aeronaval como en la final terrestre.

2) Concebir un plan improvisado que facilitó la derrota por parte de las fuerzas

3) Falta de conducción logística conjunta.

4) Emplear tropas inadecuadas al ambiente operacional de las Islas (equipamiento y adiestramiento).

e. Táctica superior e inferior

1) Escaso adiestramiento de los pilotos para accionar sobre blancos navales

2) Impericia en el acondicionamiento técnico de las bombas empleadas.

3) Fallas en el lanzamiento de torpedos.

4) Falta de apoyo aéreo y de exploración aérea a las operaciones terrestre.

5) Limitado adiestramiento del personal de tropas debido al escaso tiempo de incorporación.

6) Reducida movilidad y escaso apoyo de fuego producido por la restricción de medios.

7) Equipamiento inapropiado de las tropas.

8) Carencia de equipos de alta sofistificación empleados para la guerra electrónica y la dirección de los fuegos.

9) Reducida capacidad para el combate nocturno por falta de equipamiento y adiestramiento adecuado.

10) Escasez de medios de ARTILLERÍA DE DEFENSA AÉREA apropiados para el tipo de aviones empleado por el enemigo.

11) Desgaste físico y espiritual de las tropas por la rigurosidad del clima y las particularidades de la maniobra defensiva.

12) Precariedad en el servicio de sanidad.

f. Conclusiones

Somos conscientes que quedaron en la pluma numerosas causas desprendidas de las señaladas coadyuvaron para diseñar la derrota. No obstante estamos convencidos que de omitir lo que denominado consideraciones generales, distinto hubiese sido el resultado de las armas si los diferentes niveles de la conducción mediante la previsión, esencia en la excelencia del arte de la guerra, hubieran sido capaces de evitar las causas enunciadas.

Si fuese necesario sintetizar lo aquí expuesto podríamos decir que fue el dominio del mar y la capacidad de combate nocturno por parte del enemigo lo que inclinó la balanza en favor de los usurpadores, dejando así nuevamente la titánica tarea en manos de la diplomacia.

También estamos convencidos que los hombres y mujeres de las Fuerzas Armadas, hicieron lo mejor que pudieron con lo que tenían, pese a las desfavorables condiciones estratégicas.

Los cientos de muertos argentinos, que jalonan las Islas con sus tumbas, darán testimonio eterno del significado patriótico de nuestras inedentas tierras los heridos, mutilados y los familiares de las víctimas, han de recordar día tras día nuestro compromiso con su esfuerzo.