Make your own free website on Tripod.com

Domingo 25 de abril

, Buenos Aires, Argentina.
- En la madrugada de hoy se produjo la invasión británica a las Georgias del Sur después de varias horas de combate, en cuyo transcurso fue atacado el submarino Santa Fe que se encontraba en superficie, fondeado en las islas y averiado. Se desembarcaron los heridos y el resto de su tripulación, siendo estallada la nave para evitar que cayera en poder del enemigo. Se volaron también instalaciones del puerto de Grytviken. El destacamento argentino se retiró a Puerto Leigh, donde siguió combatiendo para pasar luego a otras posiciones. Se conocieron los comunicados de la Junta Militar N° 27, 28, 29, 30, 31 y 32.

COMUNICADO DE LA JUNTA MILITAR N° 27
"Se comunica al pueblo de la Nación Argentina que en la madrugada de hoy, 2 helicópteros británicos ametrallaron el puerto Gritvyken, en las islas Georgias del Sur, siendo rechazados por los efectivos argentinos asentados en la misma.
Se destaca que la actitud asumida por las unidades navales británicas configura una flagrante violación a la Resolución 502 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, colocando al Reino Unido en la situación de país agresor".  

COMUNICADO DE LA JUNTA MILITAR N° 28
"La Junta Militar comunica al pueblo de la Nación que un submarino argentino fue atacado en la madrugada de hoy por helicópteros británicos mientras se encontraba en superficie, desembarcando víveres, medicinas y correspondencia destinados a la dotación que se encuentra en las islas Georgias del Sur, y a la treintena de operarios civiles que continúan en las tareas de desmantelamiento de la ex factoría pesquera adquirida por una firma comercial argentina".

COMUNICADO DE LA JUNTA MILITAR N° 29
"La Junta Militar comunica al pueblo de la Nación Argentina que:
Continúan las acciones militares iniciadas esta mañana con el ataque al destacamento argentino en Georgias y al submarino que se encontraba fondeado en la zona, abasteciendo la isla.
Los efectivos argentinos resisten el intenso cañoneo de las unidades navales británicas y el fuego de ametralladoras que le infringen desde el aire los atacantes, observando la más elevada moral y capacidad combativa, lo que torna muy dificultosa la operación desplegada por las fuerzas de ataque.
La agresión británica ya juzgada internacionalmente como una flagrante violación a la resolución 502 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, no logrará quebrar la alta moral de combate de los efectivos que defienden las islas, duramente reconquistadas por nuestras fuerzas, por lo cual la ciudadanía puede confiar que tanto en la faz militar, como en la diplomática, la situación continúa siendo favorable para nuestro país".

COMUNICADO DE LA JUNTA MILITAR N° 30
"La Junta militar informa que se ha recibido un despacho de Grytviken dando cuenta de los detalles de la acción ofensiva desarrollada en el curso de la mañana en las Georgias del Sur por unidades británicas.
El mismo señala que durante más de 4 horas la dotación defensiva soportó un cañoneo constante del Destructor EXETER, además de las incursiones de Helicópteros, fuertemente artillados, que ametrallaron las posiciones defensivas.
Luego de un repliegue táctico de corta duración el EXETER se apostó en proximidades de Puerto Leith con el apoyo del resto de las unidades integrantes de la Grupo de Tareas (un buque tanque, un buque de transporte de tropas y un buque logístico), presumiblemente a la espera de condiciones propicias para un nuevo asalto a la posición argentina".

COMUNICADO DE LA JUNTA MILITAR N° 31
"La Junta Militar comunica que una última información sobre los sucesos de Puerto Leith al Noreste de Grytviken, consigna que la reducida dotación naval allí acantonada ha resuelto resistir en la posición hasta agotar su capacidad defensiva.
El comandante del grupo, en su último mensaje comunicó que ha destruido sus claves y que hará lo propio con sus equipos de radio, antes de enfrentar el combate final".

COMUNICADO DE LA JUNTA MILITAR N° 32
"La Junta Militar comunica al pueblo de la Nación Argentina, que por razones tácticas se han cortado las comunicaciones con las fuerzas navales que defienden las Islas Georgias.
Que el aparente triunfo inicial de las fuerzas británicas se debió a la notable superioridad numérica de sus tropas, pero que no significa que ejerzan el control irrestricto de las Islas.
Que nuestras fuerzas se replegaron de sus posiciones iniciales, y continúan combatiendo en zonas interiores, con un inquebrantable espíritu de combate, basado en la superioridad moral de quien defiende el territorio de la patria.
Que independientemente del resultado final de esta dura lucha, se mantendrán vigentes los objetivos básicos fijados por la Junta Militar en relación con la recuperación de las Islas, quedando expresamente sentado que la soberanía no será negociada ni vulnerada la dignidad nacional bajo ningún concepto".

- El canciller Costa Méndez, al arribar al aeropuerto de Nueva York se enteró del acto de agresión. Luego en Washington manifestó que consideraba rota la negociación con Gran Bretaña, aunque no consideraba terminada la intervención de los Estados Unidos a través de su secretario de Estado.
- Londres: El líder del partido Laborista, Michael Foot, reaccionó hoy contra el ataque llevado a cabo por los helicópteros a un submarino argentino, criticando duramente al gobierno de Margaret Thatcher. A su vez el líder del ala izquierda del Partido Laborista, Tony Benn, ratificó hoy su negativa a recurrir a la fuerza en el conflicto de las Malvinas y calificó como "insostenible" la posición del gabinete conservador.
- El Papa Juan Pablo II formuló un nuevo llamado a una solución pacífica en torno al conflicto de las islas Malvinas.
- "El Perú considera que provocar una guerra en el Atlántico Sur constituirá un crimen de lesa humanidad", afirmó en Lima el presidente Belaúnde Terry.
- El gobierno español dio a conocer un comunicado en el que refirma su oposición al uso de la fuerza en el conflicto de las Malvinas, luego del ataque y desembarco de tropas británicas sobre las islas Georgias del Sur.
- El secretario de Defensa británico John Nott, a cuyo lado se encontraba la primera ministra Thatcher, anunció que las fuerzas inglesas ocuparon las islas Georgias del Sur. Posteriormente Margaret Thatcher informó a la reina Isabel, que se encontraba en el castillo de Windsor, sobre esa ocupación.
- El canciller Costa Méndez anunció en Washington que a su pedido fue postergada la reunión que debía mantener esta tarde con el secretario de Estado, general Haig.

Lunes 26 de abril

sé S. Campobassi, La Nación, Buenos Aires, Argentina
- Washington: Bajo la presidencia del canciller del Uruguay se reunieron los cancilleres de los países signatarios del TIAR, 21 en total. En el cónclave, que duró hasta el anochecer, hablaron los cancilleres argentino, brasileño, norteamericano, peruano, panameño y venezolano. A excepción del secretario de Estado Haig, todos dieron firme respaldo a la Argentina. Todos fueron muy aplaudidos, excepto Haig.
- Por su parte el secretario de Estado norteamericano consideró indirectamente a la Argentina como país agresor en la crisis de las Malvinas y expresó que la base de solución del conflicto era la resolución 502 del Consejo de Seguridad de la ONU.
- La Habana: El gobierno de Cuba expresó su solidaridad con la Argentina.
- Buenos Aires: Tras sostener una entrevista con el subsecretario de Relaciones Exteriores Enrique Ros, el embajador soviético en la Argentina, Serguei Striganov, declaró que la URSS está "contra la tentativa de restablecer el status colonial inglés por la fuerza" en las islas Malvinas y calificó a esa intención británica como "decididamente inadmisible".
- Dirigentes de distintos partidos políticos condenaron enérgicamente el ataque británico a Georgias del Sur, entre ellos: Italo Luder, Jorge Camus, el almirante Massera, Víctor García Costa y Héctor Polino. Un pronunciamiento del partido Comunista argentino convoca a "luchar para rechazar la intentona inglesa y lograr una paz negociada en el marco de las Naciones Unidas".
- La Comisión Coordinadora de la colectividad británica, formada por iniciativa de la Cámara de Comercio Británica en la República Argentina y el Consejo de la Comunidad Británica en la Argentina e integrada por otros representantes de sectores de la colectividad "angloargentina", expresaron su apoyo a la postura del gobierno argentino, "que siempre se ha identificado con buscar una solución pacífica al diferendo sobre las Malvinas".

Martes 27 de abril

- La Junta Militar dio a conocer los comunicados N° 33 y 34.

COMUNICADO DE LA JUNTA MILITAR N° 33
"La Junta Militar comunica al pueblo de la Nación, que los detalles de las versiones difundidas desde Londres sobre la presunta rendición de la totalidad de los efectivos a cargo de la defensa de la Isla de San Pedro, son inexactas.
Informes posteriores a esas versiones indican que Fuerzas Especiales de la Armada han continuado sosteniendo sus posiciones en el área de Puerto Leith, pese a los esfuerzos desplegados por los atacantes, superiores en número".

COMUNICADO DE LA JUNTA MILITAR N° 34
"La Junta Militar comunica al pueblo de la Nación, que las noticias difundidas por agencias extranjeras acerca de un desembarco en Malvinas son absolutamente falsas. Esta acción de propaganda forma parte de una campaña desatada por Gran Bretaña con el fin de confundir a la opinión pública internacional, satisfacer necesidades de su política interna, influir en los foros internacionales donde se está debatiendo la crisis del Atlántico Sur y tratar de disminuir la voluntad argentina".

- Washington: Al proseguir las deliberaciones de los representantes de os países signatarios del TIAR, el canciller Costa Méndez anunció que Gran Bretaña se disponía a lanzar un ataque contra las islas Malvinas "en las próximas 24 horas". Urgió una resolución inmediata, y la constitución de una comisión de trabajo para redactarla, moción que fue apoyada por Panamá. La moción fue aprobada constituyéndose la comisión con los cancilleres de Brasil, Perú, Costa Rica y Honduras.
- El presidente Reagan presentó un plan de paz, entregado simultáneamente en Washington y Buenos Aires, por intermedio de su embajador Harry Shlaudemann. Un vocero de la misión argentina en la OEA afirmó que dicho plan "resulta inaceptable para el gobierno".
- Moscú: El gobierno soviético informó oficialmente a la Argentina que considera inadmisible el restablecimiento del estatuto colonial en las islas, Malvinas y que tomará medidas para impedirlo, se supo de fuente diplomática argentina. Por su parte la agencia TASS señaló que mientras la Argentina es "agredida desde el exterior" los Estados Unidos hacen todo lo que pueden para impedir la aplicación de un tratado -el TIAR- que en 1947, en la época de la guerra fría, los norteamericanos convencieron a los estados latinoamericanos de que lo firmaran, y según el cual "toda agresión contra un Estado americano cualquiera sería considerada como una agresión contra todos los estados americanos".
- Londres: Ante la posibilidad de un ataque británico inminente contra las islas Malvinas, la oposición laborista quebró su solidaridad con el gobierno británico, por primera vez desde el estallido del conflicto argentino-británico en torno al archipiélago.
Cinco veces el líder de la oposición laborista, Michael Foot, exigió a la primera ministra británica Thatcher, que envíe a Nueva York al canciller Francis Pym antes de lanzarse a toda nueva escalada militar. Estimó Foot que Gran Bretaña debe ahora solicitar la mediación del Secretario General de la UN.
Por su parte el líder de la extrema izquierda laborista, Tony Benn, acusó a Thatcher de "no haber tenido nunca la menor intención de utilizar a las Naciones Unidas para adelantar una negociación", y de "haber únicamente querido realizar una expedición militar". La primera ministra le replicó: "Usted está diciendo cualquier cosa".
La primera ministra aseguró al Parlamento y lo repitió en una entrevista por televisión que Gran Bretaña tenía mejores posibilidades de llegar a una solución pacífica si ejerciera una mayor presión militar sobre el gobierno argentino. Sus observaciones fueron interpretadas por las casi totalidad de la prensa británica como indicios de la inminencia de un asalto armado a las Malvinas.
Por su parte el contralmirante John Woodward, Comandante de la fuerza de tareas británica, declaró: "Mi grupo de batalla está adecuadamente formado y listo para la lucha.
"Estamos en las instancias previas del gran combate que en mi opinión, deberá ser un triunfo"
- Mientras, en Londres, trascendió la versión de que las islas Georgias del Sur estaban totalmente en poder de los británicos, que habrían tomado 194 prisioneros.

Miércoles 28 de abril

- A las 3. 15 de hoy el Órgano de Consulta de la OEA aprobó por 17 votos contra 4 abstenciones una declaración fundamentada en el artículo 6° del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca. Se abstuvieron Estados Unidos, Chile, Colombia y Trinidad Tobago.
- Lima: Los trabajadores marítimos y portuarios peruanos se negaron a atender un buque de bandera inglesa, dando comienzo al "boicot" contra naves de esa nacionalidad dispuesto el 23 de abril ratificado ayer por las bases en solidaridad con la Argentina.
- A su vez en asamblea general el Sindicato de Controladores de Tránsito Aéreo y Técnico de la Corporación Peruana de Aeropuertos Comerciales (CORPAC) decidió un "boicot" total a todo avión de bandera británica que llegue a Lima.
- Buenos Aires: Se conocieron los comunicados 35 y 36.

COMUNICADO DE LA JUNTA MILITAR N° 35
"La Junta Militar comunica a la Nación que, de acuerdo a las actitudes del gobierno inglés, prevé la ejecución de operaciones militares en el área Malvinas en las próximas 24 a 48 horas.
No obstante su tradicional espíritu de solucionar pacíficamente sus diferendos, el gobierno y pueblo argentino, convencidos de la legitimidad de sus derechos y la justicia de la causa que defienden, mantienen inquebrantable su espíritu de lucha y su fe en la victoria final.
Se tiene clara conciencia de la acción psicológica desatada por el invasor británico, que no hace otra cosa que poner en evidencia sus propias falencias y debilidades, al tiempo que fortalece nuestro espíritu y retempla nuestra voluntad de lucha".

COMUNICADO DE LA JUNTA MILITAR N° 36
"La Junta Militar comunica al pueblo de la Nación que en los actuales momentos el Reino Unido se halla ejecutando una fuerte agresión de tipo psicológico, destinada a minar la resistencia de todos los argentinos. Esto es realizado mediante abundante información intencionada y deformada convenientemente para esos fines; en consecuencia se exhorta a la ciudadanía a mantenerse prevenida contra este accionar de Inglaterra.
A efectos de que la población se mantenga correctamente informada, las noticias serán difundidas diariamente por un vocero autorizado, o por medio de comunicados de la Junta Militar, cuando la circunstancia así lo requiera.
La información, tanto en volumen como contenido, se ajustará a la real disponibilidad de noticias, evaluadas, con toda la seriedad del caso, a fin de evitar inexactitudes y la creación de falsas expectativas.
Además, debe existir la certeza de que en los casos que no se propale información, ello no debe producir alarma sino que muy por el contrario, sólo evidenciaría la carencia de noticias importantes a dar.
En otras palabras, esa actitud sólo evidencia la seriedad y responsabilidad con que se maneja la información y su difusión".

- Londres: La flota británica en el Atlántico Sur impondrá una "zona de exclusión" aérea de 200 millas (321 kilómetros) alrededor de las disputadas islas Malvinas a partir de las 11.00 hs GMT del viernes, que se suma a la zona igual de bloqueo marítimo ya dispuesto, anunció el Ministerio de Defensa. El ministerio dijo que todos los barcos o aviones militares y civiles de cualquier país dentro de esa zona serán considerados "hostiles y expuestos a ser atacados por las fuerzas británicas".
- Jerusalén: Israel rechazó una petición británica para que suspendiera sus ventas de armas a la Argentina, dijo una fuente israelí. 
- Durante un reportaje concedido en Nueva York y que será difundido mañana por una radioemisora británica, el canciller Costa Méndez dijo: "Creo que las Malvinas pueden resultar un Vietnam para Gran Bretaña. Es un lugar ubicado a 10.000 millas de Londres y muy difícil de defender para los británicos".
- Londres: Contradiciendo declaraciones anteriores en que señaló que la ocupación de las Malvinas sería "un paseo", el Comandante de la flota británica en el Atlántico Sur, almirante John Woodward, declaró que el conflicto puede desembocar en "una larga y sangrienta lucha". Agregó: "Es absolutamente fundamental tratar de evitarla; tiene que haber una solución política, porque la guerra es uno de los instrumentos de la política, pero quizá uno de los menos deseables".
- Buenos Aires: El gobierno argentino dirigió una nota al presidente del Comité de Representantes de las Comunidades Europeas en la que expresa su "enérgica protesta" por las sanciones económicas adoptadas por la Comunidad Económica Europea y la Comunidad Europea del Carbón y el Acero en contra de la Argentina.
- Mientras en la Casa de Gobierno trascendía que los secretarios generales de las tres fuerzas aconsejaban al Presidente Galtieri rechazar la nueva propuesta de Reagan por considerarla "inaceptable", asesores de Costa Méndez en Washington señalaron que el gobierno argentino continuaba el estudio de la propuesta.
- Lima: Por unanimidad el Senado del Perú protestó enérgicamente por la ocupación armada de las islas Georgias del Sur por fuerzas británicas y por la amenaza de invasión a las Malvinas.
- Londres: Por unanimidad el Comité Nacional Ejecutivo del Partido Laborista aprobó una exhortación a Margaret Thatcher, en la que "reitera su exigencia de que se acate el llamado al "cese de hostilidades" formulado por el secretario general de las Naciones Unidas. El líder del ala izquierdista del partido Anthony Benn que antes había propuesto exigir al gobierno inglés el cese inmediato de toda acción militar y el retorno de la fuerza naval enviada al Atlántico Sur -que fue rechazada por 15 votos contra 8-, se plegó posteriormente a la moción del líder laborista Michael Foot, que resultó así aprobada por unanimidad.
- Londres: El ex secretario de Estado americano Henry Kissinger que se encuentra aquí, declaró: "Europa es la clave de la política exterior de los Estados Unidos y dentro de Europa, los británicos son sus más estrechos aliados".
- El ministerio de Defensa de Gran Bretaña informó que un suboficial de la Armada Argentina resultó muerto el lunes pasado (día 26) en las Georgias del Sur durante "un grave incidente". La Armada Argentina informó por su parte, que se trata del suboficial 1° Félix Oscar Artuso, perteneciente a la dotación del submarino ARA "Santa Fe".
- Moscú: La Unión Soviética denunció que Londres va en camino de provocar una guerra con la Argentina y se mostró preocupada por las consecuencias internacionales "extremadamente graves e imprevisibles" que el conflicto podría originar.
- Caracas: Un alto miembro de la junta de gobierno sandinista afirmó en esta capital que el respaldo de Nicaragua al reconocimiento de la soberanía argentina en las islas Malvinas es "total" .

Jueves 29 de abril

- Gran Bretaña comunicó su propósito de atacar cualquier presencia de nuestro país dentro de las 200 millas marinas y del espacio aéreo que envuelven el archipiélago de las Malvinas. El gobierno argentino en su comunicado N° 37 informa de esa decisión, respondiendo al mismo tiempo que considera hostiles los buques y aeronaves de esa bandera.
- El gobierno argentino a su vez denunció el “nuevo acto de agresión” ante el Consejo de Seguridad de la ONU.
- Washington: La Argentina informó esta tarde a la OEA que el bloqueo aeronaval por Gran Bretaña a las islas Malvinas “no le deja  otra opción” que la de apelar de inmediato a su legítima defensa. Acusa a Londres de “desoír el llamamiento urgente de la Vigésima Reunión de Consulta cuando ésta requirió del mismo que cesen de inmediato las hostilidades que realiza en la región de seguridad definida por el artículo cuarto del TIAR y que se abstenga además de cualquier acto que pueda afectar la paz y la seguridad americana”. 
- La Argentina insiste en sus derechos soberanos a las islas Malvinas en su nota de respuesta a los últimos esfuerzos de los Estados Unidos para ayudar a solucionar la crisis del Atlántico Sur. El embajador de la Argentina en Washington, Esteban Takacs, entregó un documento al secretario asistente de Estado para Asuntos Interamericanos, Thomas Enders, donde el gobierno argentino acepta algunos puntos de la iniciativa norteamericana pero rechaza cualquier concesión en materia de soberanía.
- Washington: El Senado aprobó por 79 votos contra 1 una resolución pidiendo que Argentina retire sus tropas de las islas Malvinas. El voto disidente fue el del senador Jesse Helms, republicano por Carolina del Norte. Esta resolución no tiene fuerza de ley. Previamente el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes aprobó una resolución declarando que los Estados Unidos “deberían otorgar pleno respaldo diplomático a Gran Bretaña” si se desata una guerra.
- Buenos Aires: La Junta Militar dispuso el control de la información.
- Londres: Anthony Benn, miembro destacado del Partido Laborista británico (en la oposición) acusó de “imperialismo victoriano” al gobierno conservador de Margaret Thatcher.
- En un debate realizado en la Boomsbury Central Baptist Church, Anthony Been, uno de sus oradores y líder del ala izquierda del laborismo, dijo que “es un error lanzarse a la guerra porque el objetivo de la intervención no es el de sostener las negociaciones sino el de llevar una guerra de recuperación de las islas”. Se mostró sorprendido del interés del gobierno por las islas, dado que “las había mantenido en un estado semifeudal, en las manos de la poderosa compañía privada de las Falklands (Malvinas) y hasta llegado al extremo de negar a sus habitantes la ciudadanía británica a parte entera”.
- Washington: El Departamento de Estado entregó esta madrugada al embajador argentino en esta ciudad, Esteban Takacs, un documento en el que dio por finalizada su gestión de “buenos oficios” en la crisis de las islas Malvinas.
- La Habana: Una moción de respaldo al pueblo argentino por la soberanía de las islas Malvnas fue expresada por los representantes de partidos comunistas de 31 países de Latinoamérica y el Caribe. 
- Caracas: El bloque de prensa venezolano emitió una declaración oficial en la que se “condena enérgicamente la agresión armada británica, y se manifiesta un decidido apoyo moral a la hermana República Argentina, a la que nos unen nexos históricos, geográficos y culturales”. Asimismo, unos 150.000 estudiantes secundarios venezolanos realizaron “un paro simbólico en solidaridad con el pueblo argentino agredido por Gran Bretaña”.
- Brasilia: Por unanimidad, la Comisión Ejecutiva Nacional del principal partido de oposición del Brasil, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB) aprobó una moción del senador Teotonio Vilela de protesta contra el bloqueo naval británico en el Atlántico Sur “que está impidiendo no solamente el movimiento de navíos argentinos sino también de todos los países”.

Viernes 30 de abril

- Los Estados Unidos anunciaron su respaldo político y material a Gran Bretaña en la crisis de las islas Malvinas. La declaración leída por el secretario de Estado, integra y textual, es la siguiente:

“La crisis en el Atlántico sur está a punto de entrar en una nueva y peligrosa fase en la que es probable una acción militar en gran escala. Me gustaría informarles sobre lo que hemos hecho y sus razones, y sobre lo que debemos hacer ahora.
Hemos realizado un decidido esfuerzo para restablecer la paz mediante la aplicación de la resolución 502 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, que pide: el cese de las hostilidades; el retiro de las fuerzas argentinas de las islas; y una solución diplomática en la disputa fundamental.
Estados Unidos hizo este esfuerzo extraordinario debido a lo que está en juego en términos de vidas humanas y a que lo requiere el orden internacional. Desde el comienzo, Estados Unidos se guió por el principio básico del imperio de la ley y de la solución pacifica de las disputas. El colapso de este principio solo puede provocar caos y sufrimientos.
También hicimos este esfuerzo porque la crisis planteó la vital cuestión de la solidaridad hemisférica, en un momento en que el adversario comunista procura obtener posiciones de influencia en el continente de las Américas y porque las disputas territoriales latentes reclaman unidad y la defensa resuelta de ese principio.
También actuamos porque Estados Unidos tiene la confianza de las partes. El Reino Unido es nuestro aliado más estrecho y la primera ministra Margaret Thatcher acudió a nosotros para que buscáramos una solución pacífica. Recientemente hemos desarrollado también una mejor relación con la Argentina, como parte de nuestro éxito en la revitalización de la comunidad de Estados americanos. El presidente Leopoldo Galtieri también requirió nuestra participación.
Bajo la dirección del presidente Ronald Reagan, participé durante muchos días en intensas discusiones con las partes, en busca de un marco para dar cumplimiento a la resolución 502 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.
Nuestra meta inicial fue aclarar las posiciones de las partes y ofrecer sugerencias sobre la forma en que esas posiciones podrían ser conciliadas. No tomamos posición sobre los méritos del reclamo británico o del argentino acerca de las islas.
Al surgir perspectivas de hostilidades aún más intensas, presentamos una propuesta estadounidense, que representaba nuestra mejor estimación de lo que razonablemente podía esperarse que aceptaran las dos partes y que se basaba directamente en nuestros propios principios y preocupaciones por el imperio de la ley.
Consideramos esa propuesta imparcial y sólida. Ella incluye: cesación de hostilidades; retiro de las fuerzas, tanto argentinas como británicas; finalización de las sanciones; establecimiento de una autoridad de Estados Unidos, el Reino Unido y la Argentina para mantener el acuerdo; continuidad de la administración local tradicional, con participación argentina; procedimientos para alentar la cooperación en el desarrollo de las islas; y un marco para la negociación de una solución final que tenga en cuenta los intereses de ambas partes y la voluntad de los habitantes (de las islas).
Teníamos razones para esperar que el Reino Unido consideraría un arreglo que siguiera las líneas de nuestra propuesta. Pero la Argentina nos informó ayer que no podía aceptarlo. La posición argentina sigue siendo que debe recibir ahora seguridades de soberanía eventual o un papel de facto inmediato en el gobierno de las islas, que conduzca a la soberanía. Por su parte, el gobierno británico sigue afirmando la necesidad de respetar las opiniones de los habitantes de las islas en cualquier solución.
Hasta ahora, Estados Unidos se abstuvo de adoptar medidas en respuesta a la captura de las islas (por la Argentina), que habrían podido interferir con nuestra capacidad para trabajar con ambas partes en busca de la paz.
El gobierno británico mostró total comprensión por esta posición. Ahora, sin embargo, en vista del fracaso de la Argentina en aceptar un compromiso, debemos tomar medidas concretas para subrayar que Estados Unidos no puede aprobar ni aprobará el uso ilegal de la fuerza para resolver disputas.
Por lo tanto, el presidente Reagan, ha ordenado: la suspensión de todas las exportaciones militares a la Argentina; la suspensión del proceso de certificación (sobre derechos humanos) para (la reanudación de) las ventas militares a la Argentina; la suspensión de nuevos créditos y garantías del Export-Import Bank; y la suspensión de garantías de la Commodity Credit Corporation (Corporación de Crédito) para la compra de productos básicos (argentinos).
El presidente Reagan dispuso también que Estados Unidos responderá positivamente a peticiones de suministro de material para las fuerzas británicas. Desde luego no habrá participación militar directa de Estados Unidos.
La política norteamericana seguirá siendo guiada por nuestra preocupación por el imperio de la ley y nuestro deseo de facilitar un arreglo rápido e imparcial. Estados Unidos sigue estando dispuesto para asistir a las partes en el logro de un arreglo.
Un resultado estrictamente militar no puede durar. Al final, tendrá que haber un resultado negociado aceptable para las partes interesadas. De lo contrario, todos enfrentaremos hostilidad e inseguridad interminables en el Atlántico sur”.

- Buenos Aires: El gobierno argentino dio a conocer una declaración calificando de “injustificada e intempestiva” la actitud adoptada por los Estados Unidos en favor de Gran Bretaña.
- Buenos Aires: Se conoció el texto de la carta de Costa Méndez a Haig rechazando la última propuesta del presidente Reagan. El siguiente es el texto completo de la carta:

“Estimado señor secretario de Estado:
Hemos examinado cuidadosamente el documento que usted nos hizo llegar, comparándolo con nuestras anteriores propuestas y con los puntos de vista que hemos mantenido en nuestros diversos encuentros. De ese análisis han surgido diferencias significativas, algunas de las cuales suscitan dificultades que es indispensable superar.
Como ya ha manifestado mi Gobierno al señor secretario, el objetivo que la Argentina se ha fijado es el reconocimiento de su soberanía sobre las islas Malvinas. Ese elemento central de nuestras discusiones es el último justificativo de las acciones emprendidas por mi país y, como ya he tenido ocasión de expresarles muchas veces, constituye para nosotros un fin irrenunciable.
Paralelamente a la cuestión de la soberanía, la crisis actual suscita, en lo inmediato, la necesidad de establecer un régimen provisorio para la administración de las islas, como paso indispensable del proceso de separación de las dos fuerzas militares y como pausa razonable frente a la imposibilidad lógica de formalizar ahora su destino final.
Sobre esas dos cuestiones -reconocimiento de soberanía y régimen de administración provisoria- se han basado fundamentalmente las conversaciones que hemos mantenido. Los restantes problemas tienen más sencilla solución si hay acuerdo sobre los dos puntos que acabo de mencionar.
Lo cierto es que ambos están íntimamente relacionados. En la medida en que resultan imprecisas las disposiciones relativas al reconocimiento a nuestro favor de la soberanía, se hace necesario para nosotros -si no queremos volver a la frustrante situación anterior al 2 de abril- el establecimiento de mecanismos que nos den mayores facultades para la administración de las islas.
A la inversa, si quedara claro que se reconocerá en última instancia la soberanía argentina, aumenta nuestra flexibilidad en materia de administración provisoria.
El documento enviado por el señor secretario de Estado, ese más acá de las demandas argentinas y no da satisfacción a sus aspiraciones mínimas en ninguno de los dos puntos. Por el contrario, en ambos se han introducido modificaciones desfavorables. En materia de administración de las islas, se ha disminuido el número de representantes argentinos, y se ha anulado la posibilidad de aumentar el control por parte de mi país en el caso en que las negociaciones sobre la cuestión de fondo se eternizaran sin hallar solución. Nos encontramos así ante la posibilidad cierta de que se establezca una administración predominantemente británica sin término fijo de expiración.
En lo que toca a la cuestión de soberanía, se ha quitado toda precisión al concepto de integridad territorial y se ha introducido el elemento nuevo de un virtual referéndum para consultar los “deseos” de loa habitantes, en abierta oposición a la resolución 2065 de las Naciones Unidas y a la posición invariablemente sostenida por la Argentina.
Sabe el señor secretario que estas modificaciones no pueden ser aceptadas por nosotros. En mi opinión, se hace necesario encontrar otras fórmulas, tarea para la cual estaremos siempre a disposición del señor secretario. Ellas deberían contemplar el equilibrio a que me he referido más arriba para balancear adecuadamente los datos relativos a la cuestión de soberanía con las disposiciones que organizan la administración provisoria de las islas, dándole a éstas término fijo y progresiva participación argentina o, en su defecto, asignando a aquéllas una precisión tal que dé seguridad acerca del reconocimiento de loa derechos de la Argentina en un plazo determinado.
Si esta posición argentina fuera comprendida quedaría enormemente facilitado el acuerdo, y la redacción final del documento no ofrecería dificultades insalvables.
Al agradecerle una vez más sus arduas y difíciles gestiones, saludo al señor secretario con mi más alta consideración.”

- Washington: El presidente Reagan afirmó hoy que en la disputa por las islas Malvinas el agresor fue la Argentina y señaló: “El principio al que todos debemos ajustarnos es que no se debe permitir que una agresión armada de ese tipo tenga éxito”.
- Lima: El presidente del Perú, Fernando Belaúnde Terry, envió un telegrama a su colega argentino General Galtieri, en el que le expresa que su país “prestará todo el apoyo a nuestro alcance en la defensa de sus legítimos intereses nacionales”.
- Caracas: El jefe del Estado venezolano, Luis Herrera Campins, manifestó que América Latina se siente “vejada” y “ofendida” por la acción bélica emprendida por Gran Bretaña en el Atlántico Sur, “la cual fue muchísimo más allá de la resolución 502 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”.
- En Quito, el ex presidente ecuatoriano Carlos Julio Arosemena, jefe del Partido Nacionalista Revolucionario, expresó: “No más colonias en el mundo. Peor aún en nuestro continente. La posesión colonialista en las Malvinas era una mancha en el mapa de América”. Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores del Ecuador, Luis Valencia Rodríguez, manifestó “profunda preocupación por la decisión norteamericana de imponer sanciones a la República Argentina y de respaldar a Gran Bretaña en el conflicto por las Islas Malvinas
- Brasilia: El gobierno brasileño hará conocer al de Estados Unidos su desagrado por las sanciones económicas adoptadas por Washington contra la Argentina.
- Santiago: Chile se declarará neutral en el caso de que estalle la guerra entre Gran Bretaña y Argentina, expresó hoy el canciller chileno René Rojas Galdames.
- El Comando en Jefe del Ejército comunicó que en circunstancias que cumplía un vuelo de reconocimiento se precipitó en una zona situada 10 kms. al sur de la localidad de Caleta Olivia un helicóptero UH-1H matrícula AE-419 de la Fuerza, falleciendo 3 oficiales, 2 suboficiales y 5 soldados del Ejército. La máquina, que cumplía con un plan de ejercitación rutinario, había sido declarada en emergencia a las 10 de ayer. Pertenecía al Batallón de Aviación del Ejército.