Make your own free website on Tripod.com

Antecedentes

1918.- Primera Guerra Mundial.

1919.- Las estaciones radiotelegráficas argentinas no aceptan mensajes para las Islas Malvinas.

1926.- El Canciller Angel Gallardo mantiene la protesta argentina por la "indebida" ocupación de las Malvinas.

1927.- Juan Walker nacido en las Malvinas es enrolado en San Julián como ciudadano argentino.

1933.- El 3 de enero se celebra en Puerto Stanley, con actos públicos la ocupación del archipiélago un siglo antes. Se inaugura un monumento festejando el Centenario de las islas " Like a british possesion" (como posesión británica). Lo cual documenta que el territorio no era inglés con anterioridad. El Correo Argentino rechaza la correspondencia con timbres conmemorativos de la ocupación. Los descendientes de Luis Vernet donan al archivo General de la Nación los documentos particulares del ilustre colonizador, algunos de los cuales habían sido consultados a partir de 1912 por A. Gómez Langenheim.

1938.- El Presidente Ortiz declara no válida una declaración de Gran Bretaña sobre las Malvinas formulada en la Convención Postal Universal de El Cairo.

1939.- Fúndase la Junta de Recuperación de Las Malvinas, presidida por A. Palacios.

1945.- Segunda Guerra Mundial. Fúndase el Organismo internacional de las Naciones Unidas. El Dr. Miguel Angel Cárcano protagoniza la primera actuación en la cuestión de Malvinas, al formular una reserva en el Cuarto Comité de la Asamblea General de esa Conferencia.

1946.- Al Inaugurarse el primer período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, la Argentina presentó su primera reclamación en este organismo mundial. De allí en más, las reservas serían permanentes. Este mismo año se decreta la soberanía de la Nación sobre el mar epicontinental y zócalo continental argentino.Fue aprobado por el Art.73 la Carta de las Naciones Unidas en pro de la independencia de los territorios no autónomos, habiendo solicitado dicha organización ser impuesta de cuales eran tales territorios. Gran Bretaña incluyó el archipiélago Malvinas entre los que se hallaban bajo su administración en calidad de colonia. Se efectuó rápida y enérgica protesta por parte del gobierno argentino. Protesta por la emisión de sellos postales británicos en las Malvinas.

1947.- El Poder Ejecutivo crea la Sub Comisión Islas Malvinas e Islas Georgias del Sur, Bajo la dependencia de la Comisión Nacional del Antártico. El embajador inglés, Sir Reginald A Leeper, eleva protesta formal por el establecimiento de un puesto argentino en la isla Gama. Fue formulada en Rio de Janeiro, la primera declaración o reserva referente a las islas en la Conferencia Interamericana para el mantenimiento de la paz y la Seguridad del Continente.

1948.- El Poder Ejecutivo incorpora por decreto 1.300.000 kilómetros cuadrados de tierras antárticas al patrimonio nacional. En la novena Conferencia Interamericana de Bogotá, la Argentina volvió a reafirmar sus legítimos títulos sobre las islas y sus dependencias. Allí se creó por resolución 33 una Comisión de Territorios Dependientes, cuya competencia era centralizar el examen de los territorios ocupados y dependientes en América; en esta Conferencia se aclara que las Malvinas no son "Territorio no Autónomo" sino "Territorio ocupado de Facto por una Potencia Extranjera", se enuncia una nueva Doctrina internacional Argentina la de "Los Territorios Ocupados". Se establece la Organización de Estados Américanos (O.E.A.). El Canciller Argentino responde a las protestas de Leeper declarando que " Las Malvinas son Argentinas". La Cámara de Diputados de la Nación reafirma la soberanía argentina sobre el territorio.

1949.- Pacto del Atlántico (OTAN).

1950.- El Senado de la Nación reafirma la soberanía argentina sobre el archipiélago, también lo hace la Cámara de Diputados. Independencia de la India: Comienza la decadencia y derrumbe del imperio británico.

1951.- En la OEA, en la Cuarta Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones Exteriores que tuvo lugar en Washington, desde el 26 de marzo al 7 de abril, se votó una resolución que expresaba la necesidad de tener en cuenta los "Intereses de los habitantes", en el proceso de su mejoramiento de su desarrollo político.

1952.- Protesta Argentina ante el Uruguay por el convenio de aeronavegación suscripto entre dicho país e Inglaterra, y haber designado aquel un funcionario Consular en Puerto Stanley. El Ministro Fructuoso Pittaluga responde que su gobierno " repudia las adquisiciones territoriales mediante acto de violencia".

1953.- El Gobierno Argentino desconoce oficialmente las tituladas "Falkland Island Dependencies" que engloban las Islas australes situadas al norte del paralelo 60 (Georgias y Sandwich) y las islas y territorios antárticos al sur de dicha latitud ( Orcadas, Shetland, Decepción , Palmer, Peninsula Antártica, etc. ).

1954.- En la 10ma. Conferencia Interamericana que se reunió en Caracas del 1ro. al 28 de Marzo se sancionaron dos Resoluciones; una de ellas tituladas "Colonias en Territorio Americano" y la otra " Colonias y Territorios Ocupados en América", estas resoluciones expresaban la voluntad de los pueblos de América de eliminar definitivamente el coloniaje mantenido contra el sentir de los pueblos y proclamaban la solidaridad con las reclamaciones sobre dichos territorios coloniales. Se instaura la Semana de las Malvinas y la Antártida. El Gobierno rechaza la proposición de un arbitraje ante la Corte Internacional de la Haya.

1957.- Se inicia la publicación de la colección de documentos relativos a las Islas Malvinas, acopiados durante una década por Bajo la Dirección de Emilio Ravignani. Se restablece el Territorio Nacional de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, que comprende la parte oriental de la Isla Grande y demás islas del archipiélago de Tierra del Fuego e Islas de los Estados, y Año Nuevo, las Malvinas, las Georgias y Sandwich de Sur y el sector Antártico Argentino. Se plantean objeciones en torno a la impresión del giro " Islas del Atlántico Sur".

1959.- Se firma en Washington el Tratado Antártico.

1960.- El 14 de diciembre se inicia el proceso de negociaciones bilaterales con Gran Bretaña, en las Naciones Unidas, aprobando la Resolución 151 ( XV ) " Declaración sobre la Concesión de la Independencia a los Países y Pueblos Coloniales". A partir de ese momento quedó decidido el destino de las islas.

1961.- Al año de aprobada la Resolución 151 la Asamblea Gral. examinó su aplicación y comprobó que, salvo excepciones, ninguna de sus disposiciones se habían puesto en práctica. Por lo cual se crea un " Comité Especial " para examinar los progresos logrados en la aplicación de la " declaración ". Entró en vigor el Tratado Antártico, en virtud de sus estipulaciones, el continente austral se reserva para propósitos pacíficos y de investigaciones científicas quedando congeladas las reclamaciones territoriales por 30 años. Entre estas se hallan las argentinas que podrán ser reiniciadas en Junio de 1991.

1962.- El Ministerio de Colonias anuncia el 2 de marzo que el sector de las Islas Malvinas situado al sur de paralelo 60, será convertido en una colonia separada, a la que se llamará Territorio Antártico Británico.

1963.- A través del periodismo y la radiofonía se denuncia una maniobra inglesa para conceder la independencia de las islas. La noricia se inspiró en los antecedentes de Jamaica y Trinidad Tobago y la conducta preventiva de nuestros representantes en la O.E.A.

1964.- Con la designación del Dr. Miguel Angel Ortiz como Canciller, la Argentina inició una acción diplomática tendiente a lograr una resolución de las Naciones Unidas específicamente referida al tratamiento de las Islas Malvinas y sus dependencias. El representante argentino ante la O.N.U. era el Dr. José María Ruda. El objetivo argentino era: a) Obtener el restablecimiento de la unidad territorial de la Argentina, mediante el reconocimiento de los derechos soberanos sobre las Islas Malvinas, resolución 1514 ( XV ) ; b) Oponerse a todo intento que por vía de la autodeterminación de los colonos de dichas islas, se propusiera una independencia o cualquier otra solución constitucional que convalidara el despojo; c) Conseguir que el subcomité III recomendase específicamente la adopción de alguna resolución que abriese camino hacia el primero de esos objetivos. En el subcomité III los delegados de Uruguay y Ecuador apoyaron la posición argentina. Los EE.UU. sostenían en la O.N.U. que la Argentina y Gran Bretaña debían negociar bilateralmente la solución del litigio. El día 9 de septiembre, en el momento en que se debatía el tema ante las Naciones Unidas, se conoció el episodio del aterrizaje en las Islas Malvinas del aviador argentino Miguel Fitzgerald, el cual desplegó una bandera argentina. El representante inglés censuró esa acción, calificándola de violatoria de la soberanía británica sobre las islas, pero la representación argentina dijo que esas acciones nada tenían que ver con el gobierno. Los diplomáticos argentinos desplegaron una gran actividad en esos días de septiembre tratando de lograr que se obligase a Gran Bretaña a iniciar negociaciones. Finalmente el subcomité III elaboró un proyecto de informes en el cual Argentina había conquistado sus objetivos principales, que era darle al tema una publicidad internacional. El grupo latinoamericano se alineó con Argentina.

1965.- La Cancillería había enviado al Foreign Office una nota invitando a los británicos a iniciar conversaciones. El 18 de noviembre la Argentina presentó en la IV Comisión un proyecto de resolución que estaba copatrocinado por el grupo latinoamericano y que incorporaba las recomendaciones del comité especial. La primera Resolución de las Naciones Unidas referidas a las Islas Malvinas quedó aprobada sin ningún voto en contra, este triunfo diplomático logrado durante el Gobierno de Arturo Ilia al aprobarse la resolución 2065 (XX) el 16 de Diciembre significó el apoyo de la comunidad internacional para obligar al gobierno de Gran Bretaña a iniciar "negociaciones bilaterales" con la Argentina. Los británicos nunca se habían avenido a entablar negociaciones sobre Malvinas pues el reclamo argentino no sólo fue algo sistemáticamente negado por Londres, sino que la situacion de ésta "colonia de la corona" era un tema relegado y hasta ocultado por la potencia ocupante. Ahí terminaron estos dos años de activa gestión diplomática en la ONU con un triunfo indudablemente para la Argentina.

1966.- Un año después de la sanción de la Resolución 2065 (XX) de la Asamblea General la misión del Reino Unido en las Naciones Unidas recibió instrucciones de aprobar el texto del consenso de la IV Comisión, en ella se induce a las partes a que continuen las negociaciones con el objeto de lograr lo antes posible una solución pacífica del problema. El consenso se aprobó por unanimidad. Por primera vez el gobierno británico decidió apoyar una iniciativa sobre la cuestión de las Islas Malvinas en las Naciones Unidas. En consenso aprobado en 1966 representó un paso muy importante para la Argentina, pues en esa oportunidad el Reino Unido aceptó que la cuestión de las Islas Malvinas era "una situación colonial", cuya eliminación interesa a las Naciones Unidas. El presidente Ilia crea el Instituto de las Malvinas. Se reorganiza la Junta de Recuperación de las Malvinas, con la presidencia de Alberto M. Condioti.

1968.- Todos los años el Comité Especial emitió un informe sobre la situación de los territorios no autónomos tal como lo establecia la Resolución 1654 (XVI); Derrocado Illia las autoridades del gobierno de la Revolución Argentina (Onganía) continuaron con el proceso inaugurado por los radicales, este período de negociaciones, que podriamos denominarlo la segunda etapa de la estrategia argentina culminó en el año 1968 con un fracaso diplomático. Las negociaciones fueron largas, secretas y se llevaron a cabo principalmente en Londres, donde se centró la acción principal de Argentina bajo la dirección del entonces embajador argentino, Brigadier (RE) Eduardo Mac Loughin. En ella intervinieron principalmente los funcionarios de la Embajada Argentina en Londres, Enrique Ros y Carlos Castilla. Desde Buenos Aires era el Canciller Costa Méndez que actuaba en ese entonces como embajador ante la ONU quien dirgió la operación durante casi dos años, entre los diplomáticos argentinos y funcionarios del departamento de América del Sur del Foreign Office tuvo lugar un sinnúmero de reuniones, con el objeto de lograr algún tipo de compromiso británico sobre el tema de la transferencia de la soberanía que ejercían en las Islas Malvinas. Los Ingleses estaban dispuestos a reconocer la soberanía argentina, previo proceso que asegurara las comunicaciones entre las Islas y el Continente, por una parte, y el logro de un acuerdo sobre ciertas garantías que permitieran asegurar los intereses de los habitantes de Malvinas, por otra.

1968.- " Memorandun de entendimiento" entre el embajador Mac Loughin y Lord Chaltont. Este se refería a las discusiones que habían tenido lugar entre el gobierno de la Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte dentro del "espíritu de amistad y cooperación de conformidad con la Resolución 2065 (XX) de la Asamblea General de la ONU". Este memorandun no fue firmado por las partes, sino que considérase válido por "compromiso de caballeros", expresaba que ambos países continuarían las negociaciones " a efectos de definir los detalles de las garantías y salvaguardias de los intereses de la población de las Islas a ser ofrecidas por el gobierno Argentino". Es este sin duda el documento que contiene el compromiso más explícito por parte del Reino Unido sobre la eventual transferencia al Estado argentino sobre la soberanía que ejercía sobre las islas. A partir de ese momento la historia no es clara del lado argentino. Después de 2 años de negociaciones, el memorandum no fue firmado, por lo cual, la Argentina había perdido la oportunidad de recuperar la soberanía de las islas.

1971.- Se reiniciaron las conversaciones bilaterales con el gobierno de Londres, el 21 y 30 de junio se realizó en Bs.As. un encuentro en cuya oportunidad la delegación del Reino Unido incluyó la prticipación de los isleños. En ella se logró la aprobación de una serie de medidas cuya aplicación facilitaría el reconocimiento de personas y de bienes entre el territorio continental argentino y las islas. La declaración conjunta del 1ro. de julio constituye un paso decisivo en la estrategia que se había fijado el gobierno, de acercar y vincular en forma progresiva las islas al territorio continental, incentivar el nuevo conocimiento, multiplicando los lazos de todo tipo entre ambas comunidades. De acuerdo con esta política se pretendía superar el aislamiento y desconocimiento recíproco en que vivían y se desarrollaban estas dos partes del territorio nacional. Se aprueba la declaración conjunta el 5 de agosto. Finalmente el proceso culminó con la firma de 2 acuerdos entre las partes, que marcan sin duda un hito histórico en la larga disputa que ambos gobiernos mantienen sobre las Islas Malvinas y territorios adyacentes. Si bien el gobierno de Londres seguía reafirmando sus " derechos inalienables " sobre esas dependencias de la corona, la sanción de los acuerdos relativos a las comunicaciones permitían a la Argentina dar un paso importante en la consolidación de vínculos humanos y físicos entre la nación Argentina y esos territorios reclamados que siempre haban permanecido aislados y separados.

1972.- El 2 de mayo, el embajador de Gran Bretaña en Bs.As. y el Ministro de Relaciones Exteriores y Culto suscribieron un acuerdo sobre construcción y operación de un aeródromo provisorio en las Islas Malvinas por parte del gobierno argentino. El 27 de julio el ministro Mc Loughin, se dirigió a la Asamblea General de la O.N.U. informando que se estaban realizando negociaciones dentro del marco de la resolución 2065 ( XX ). El 24 de octubre se acuerda la apertura de la agencia LADE ( Líneas Aéreas del Estado ) en Puerto Stanley y la iniciación de un servicio aéreo regular entre el territorio continental y las Islas Malvinas. El propósito de estos acuerdos fue influir en la opinión pública de los isleños y ahondar su interés por la cultura, política y economía de nuestro país, hecho importante para consolidar las negociaciones políticas.

1973.- Al inaugurar su mandato el 25 de mayo, el presidente Héctor Cámpora, expresaba que uno de sus objetivos era " la recuperación de las islas Malvinas ". En septiembre la República Argentina ingresa al Movimiento de Países No Alineados. En la primer reunión, Argentina fracasa debido a que Gran Bretaña tenía dominio sobre los demás países integrantes del movimiento de No Alineados. Allí se obtuvieron hasta 1980 cinco declaraciones por consenso, las que además de constituir un triunfo para la posición reivindicatoria de los territorios usurpados, significaron una forma de comprometer a los países del movimiento de No Alineados en otros foros internacionales, sobre todo en las Naciones Unidas. En la 3era. Asamblea Gral. de la O.E.A. celebrada en Washington en abril de 1973 se realiza una intervención a la cuestión de las islas Malvinas y territorios dependientes.

1974.- La O.N.U. instó nuevamente a reanudar las conversaciones señalando que en 8 años realmente " no se ha avanzado ". En el cuarto período de la Asamblea de la O.E.A., celebrada en Atlanta la cuestión de los minerales, la exploración y eventual explotación de los hidrocarburos introdujo un nuevo factor en las difíciles gestiones que tenían lugar entre Londres y Bs.As.

1975.- La V Conferencia de Países No Alineados en agosto apoyó el reclamo argentino. El 8 de Diciembre Gran Bretaña anunció que no dejaría explorar los hidrocarburos de las Islas Malvinas a ningún país, motivando el reclamo de Argentina, lo mismo que el arribo a las islas de la misión del Shackleton para realizar un relevamiento económico. En su respuesta el canciller inglés Gallaghan, calificó de estéril la disputa sobre la soberanía de Malvinas, ya que constituía un mandamiento, dejando entreveer la negativa a reconocer el derecho argentino sobre las islas. Esta misión no autorizada por el gobierno argentina introdujo un cambio sustancial, que violaba un tácito principio de no innovar que ambos países habían respetado hasta el momento.

1976.- El 13 de enero se retiraron los embajadores de ambos paises, desde ese momento las relaciones entre ambos países quedaron congeladas. Hacia esos días, Argentina conseguía un apoyo de fundamental importancia en el Organismo Regional de la OEA. El 4 de Julio un buque de la Marina de Guerra efectúo un disparo sobre la cubierta del Shackleton, representando este hecho el primer acto bélico entre ambos países que ocurría desde el bloque anglofrancés del siglo pasado. A la protesta argentina siguió la británica. Luego de los incidentes ocurridos, el Contralmirante César A. Guzzetti, decidió continuar con las negociaciones. El gobierno argentino presenta por escrito a los británicos una propuesta de administración conjunta. En este proyecto la argentina proponía como administradores conjuntos al presidente de la Argentina y a su Majestad Británica, que en el régimen de administración durara 8 años, al término del cual, Argentina asumiría el gobierno de las islas.

1977.- El 19 de abril se emitió un comunicado conjunto de prensa en el que se anunciaron negociaciones que se refieren : a) La reanudación de las relaciones políticas y la soberanía de las Islas. b) La cooperación económica en esos territorios, en esta decisión pesaba la gravosa carga que significaba mantener administrativamente la colonia, hacerla progresar, comunicarse y crear fuentes de trabajo. El 10 de Julio se celebró la primera rueda de las tratativas en Roma, y la segunda se realizó en Nueva York el 14 de diciembre, constituyéndose grupos de trabajo.

1980.- Se siguieron realizando reuniones. Las delegaciones de ambos países fueron profundizando la consideración de los temas que abarcaron tanto los aspectos de cooperación económica, como la jurisdicción dentro de las 200 millas de las Malvinas, la situación de las Islas Thule, así como siempre el latente tema de fondo que era el de la soberanía de las islas. Las reuniones tuvieron lugar en N. York el 13 y 14 de diciembre de 1977, en Lima el 15 y 16 de febrero de 1978, en N. York el 14, 15 y 29 de septiembre de 1978, en Ginebra el 18 y 19 de diciembre de 1978, donde formalizaron un acuerdo de cooperación económica; en N. York del 21 al 23 de marzo del 1979 y el 28 de septiembre de ese mismo año y en esta última ciudad el 28 y 29 de abril de 1980.